Rápido, fácil y gratis

Crea tu página web ahora

Crea tu página web

Piel Grasa

REMEDIOS CASEROS

10 remedios caseros para la piel grasa

La piel grasa es el resultado de la sobreproducción de sebo de las glándulas sebáceas. Estas glándulas se encuentran debajo de la superficie de la piel.

El sebo es una sustancia oleosa hecha de grasas. El sebo no es del todo malo, ya que ayuda a proteger e hidratar tu piel y a mantener tu cabello brillante y saludable.

Demasiado sebo, sin embargo, puede conducir a la piel grasa, lo que puede conducir a los poros obstruidos y el acné. La genética, los cambios hormonales o incluso el estrés pueden aumentar la producción de sebo.

La piel grasa y el acné son difíciles de manejar. Sin embargo, los remedios caseros a menudo reducen los síntomas sin el uso de medicamentos recetados o regímenes costosos para el cuidado de la piel. Aquí hay 10 remedios para la piel grasa que puedes probar en casa.

1. lavate la cara

Parece obvio, pero muchas personas con piel grasa no se lavan la cara a diario. Si su piel es grasa, debe lavarse la cara dos veces al día, pero no exagere. Evite los jabones o detergentes fuertes. Use un jabón suave como el jabón de glicerina en su lugar.

2. Papeles Secantes

Estos papeles delgados y pequeños no evitarán que las glándulas sebáceas se sobrecarguen, pero le permitirán borrar el exceso de aceite de la cara para ayudar a minimizar la piel brillante y grasosa. Los papeles secantes son baratos y están disponibles sin receta. Use según sea necesario durante todo el día.

3. Miel

La miel es uno de los remedios para la piel más venerados de la naturaleza. Gracias a sus capacidades antibacterianas y antisépticas, puede beneficiar la piel grasa y propensa al acné.

La miel también es un humectante natural, por lo que ayuda a mantener la piel húmeda pero no grasa. Esto se debe a que los humectantes extraen la humedad de la piel sin reemplazarla.

Para usar la miel para tratar el acné y la piel grasa, extienda una capa fina, preferiblemente cruda, en su cara; Deje secar durante unos 10 minutos y enjuague bien con agua tibia.

4. Arcilla cosmética

Las arcillas cosméticas, también llamadas arcillas curativas, se usan para ayudar a absorber el aceite de la piel y tratar muchas afecciones de la piel. La arcilla verde francesa es un tratamiento popular para la piel grasa y el acné, ya que es altamente absorbente. La arcilla verde francesa viene en forma de polvo.

Para hacer una máscara de arcilla verde francesa digna de spa:

  1. Agregue agua filtrada o agua de rosas a aproximadamente una cucharadita de arcilla hasta que adquiera una consistencia similar a un pudín.
  2. Aplica la mezcla de arcilla en tu cara y déjala hasta que se seque.
  3. Retire la arcilla con agua tibia y seque.

Las máscaras de arcilla eliminadas con agua son mucho más suaves para la piel que las máscaras despegables.

5. Avena

La avena ayuda a calmar la piel inflamada y absorbe el exceso de grasa. También ayuda a exfoliar la piel muerta. Cuando se usa en máscaras faciales, la harina de avena generalmente se muele. Puede combinarse con yogur, miel o puré de frutas como bananas, manzanas o papaya. Para usar harina de avena en tu cara:

  1. Combine 1/2 taza de avena molida con agua caliente para formar una pasta.
  2. Revuelva en 1 cucharada de miel.
  3. Masajea la mezcla de avena en tu cara durante unos tres minutos; enjuague con agua tibia y seque.
  4. Alternativamente, aplique la mezcla de harina de avena en la cara y déjela durante 10 a 15 minutos; enjuague con agua tibia y seque.

6. Claras y limones.

Las claras de huevo y los limones son un remedio popular para la piel grasa. Ambos ingredientes están pensados ​​para apretar los poros. El ácido en los limones y otras frutas cítricas puede ayudar a absorber el aceite. Según un estudio del 2008 , los limones también tienen capacidades antibacterianas. Sin embargo, este remedio no es una buena opción para las personas con alergias al huevo.

Para hacer una mascarilla clara de huevo y limón:

  1. Combine 1 clara de huevo con 1 cucharadita de jugo de limón recién exprimido.
  2. Aplícalo en la cara y déjalo puesto hasta que la máscara se seque.
  3. Retirar con agua tibia y secar.

7. Almendras

Las almendras molidas no solo trabajan para exfoliar la piel, sino que también ayudan a absorber el exceso de aceites e impurezas. Para utilizar un exfoliante de almendras en la cara:

  1. Moler finamente las almendras crudas para hacer 3 cucharaditas.
  2. Añadir 2 cucharadas de miel cruda.
  3. Aplicar sobre tu cara suavemente, en movimientos circulares.
  4. Enjuague con agua tibia y seque.

También puedes hacer una mascarilla de almendra moliendo las almendras hasta formar una pasta antes de agregar la miel. Deje la máscara durante 10–15 minutos. Enjuague con agua tibia y seque. No lo uses si tienes alergia a los frutos secos.

8. Aloe vera

El aloe vera es conocido por aliviar las quemaduras y otras afecciones de la piel. Existe buena evidencia científica de que ayuda a tratar la piel escamosa causada por parches grasos. Muchas personas usan aloe vera para tratar la piel grasa.

Puede aplicar una capa delgada en la cara antes de acostarse y dejarla hasta la mañana. Se sabe que el aloe vera causa una reacción alérgica en la piel sensible. Si no ha usado aloe vera anteriormente, pruebe una pequeña cantidad en su antebrazo. Si no aparece ninguna reacción dentro de las 24 a 48 horas, debe ser seguro de usar.

9. Los tomates

Los tomates contienen ácido salicílico, un remedio casero común contra el acné. Los ácidos en los tomates pueden ayudar a absorber el exceso de grasa de la piel y destapar los poros. Para hacer una mascarilla de tomate exfoliante:

  1. Combine 1 cucharadita de azúcar con la pulpa de 1 tomate.
  2. Aplicar sobre la piel con movimientos circulares.
  3. Deja la máscara durante 5 minutos.
  4. Enjuague vigorosamente con agua tibia y use secado delicado.

También puede aplicar pulpa de tomate o rodajas de tomate a la piel.

10. El aceite de jojoba

Aunque la idea de aplicar aceite a la piel grasa parece contraproducente, el aceite de jojoba es un remedio popular para tratar la piel grasa, el acné y otros problemas de la piel.

Se cree que la jojoba imita al sebo en la piel para "engañar" a las glándulas sebáceas y producir menos sebo y ayudar a mantener los niveles de aceite en equilibrio. Sin embargo, no hay investigación científica que apoye esta teoría.

Aún así, un estudio del 2012 encontró que la aplicación de una máscara hecha de arcilla curativa y aceite de jojoba dos o tres veces por semana ayudó a curar las lesiones de la piel y el acné leve.

Un poco de aceite de jojoba va muy lejos. Usar demasiado puede empeorar la piel grasa. Intente masajear unas gotas en la piel limpia unos días a la semana para ver cómo reacciona. Si te gustan los resultados, aplica diariamente.